jueves, 4 de febrero de 2016

Reseña "Desde que te fuiste" de Morgan Matson.

¡Primera reseña del 2016!

Sinopsis: 


Emily y Sloane siempre han sido mejores amigas. Pero, justo antes del que debería haber sido el verano más épico de todos, Sloane simplemente... desaparece. Y lo único que deja atrás es una lista de cosas por hacer. En ella, hay trece tareas que Emily no haría jamás. Pero ¿y si sirvieran para devolverle a su amiga? ¿Coger manzanas por la noche? Vale, eso es fácil. ¿Bailar hasta el amanecer? Claro. ¿Por qué no? ¿Besar a un desconocido? Eh... Emily ahora se enfrenta a un verano lleno de sorpresas, aunque contará con la ayuda inesperada de Frank Porter para tachar elementos de la lista de Sloane. ¿Nadar desnuda? Espera... ¿qué?

Reseña:

La novela sigue a Emily, una chica de 16 años que vive con su familia en Stanwich que tras darse cuenta de la desaparición de su amiga Sloane, comienza una búsqueda exhaustiva con la única ayuda de una lista de "cosas que hacer", cosas como nadar desnuda,  robar algo, romper algo, etc.; durante su misión se encuentra con Frank Porter, quien se ofrece a ayudarla a descifrar la lista que Sloane dejó para Emily, cosas que Emily jamás se atrevería a hacer sin tener a su mejor amiga a su lado.

El libro nos ayuda a conocer a fondo la amistad de estas chicas con ayuda de los flashbacks que se presentan capítulo a capítulo, donde Emily es la chica tímida de la escuela y Sloane es extrovertida, ¿Polos opuestos se atraen? En efecto, esta amistad lo confirma, pero en el momento en el que Sloane desaparece, Emily tiene que hacerle frente a su timidez si quiere descifrar la lista y descubrir donde está su amiga. 

Frank Porter es una bendición para Emily en el momento en que ella no entiende como rayos hará lo que marca la lista; la autora lo describe como el chico más inteligente de la escuela (además de que es guapo xD) del tipo que todos creen que su vida es un "universo bien ordenado", hasta que Emily describe que los universos bien ordenados no existen y que al igual que todos, comete errores. Esta novela me gusto porque no es una historia de amory no es el punto central, al contrario, es sobre la fortaleza de la amistad y como ni la distancia puede romper los lazos que se forman; me gusto desde el principio, no se me hizo para nada tedioso porque mezcla muchos sentimientos que te hace querer saber más. Debo admitir que yo lloré aunque no sé si estaba para llorar pero bueno, a veces suelo ser muy sensible.

La califico con 4 estrellas y media porque el final me dejo con ganas de más...